viernes, 5 de julio de 2013

Tengo tu número, Sophie Kinsella

   Soy muy fan de Sophie Kinsella y su serie Loca por las compras, a pesar de lo cual nunca antes había leído una novela autoconclusiva suya, así que cogí Tengo tu número con muchas, muchas, muchas ganas. Y las expectativas se han cumplido. 

   Poppy está a punto de casarse, pero le acaba de pasar algo terrible: ¡ha perdido su anillo de compromiso! Una joya de la familia de su prometido, ella no sabe qué hacer. Por si eso fuera poco, en mitad de la crisis, le roban el teléfono. Sin embargo, para suerte de Poppy, encuentra un teléfono tirado en una papelera, que decidirá quedarse provisionalmente... 

   No quiero decir mucho del argumento porque es muy bonito ir descubriendo lo que va pasando poco a poco. Este libro no sabía ni de qué iba, así que ha sido genial conocer a Poppy y los líos en los que se mete, que no son pocos. Poppy es muy diferente de la otra protagonista de novelas de Sophie Kinsella: Becky, y eso me ha gustado. No tenemos una historia diferente con personajes que podrían ser intercambiables: no. Tenemos una protagonista joven, independiente, que está a punto de casarse, con sus complejillos y problemas, pero con mucho valor y arrojo. Me ha encantado Poppy, parece que no se detiene ante nada, aunque tenga que acosar a los empleados del hotel donde perdió el anillo para encontrarlo. 

  La narración es la típica de este género: primera persona del presente, es Poppy la que nos va contando lo que le va ocurriendo, y tiene momentos en los que llegas a sentir vergüenza ajena de ella... pero en el fondo sabes que tú has hecho cosas igual (o más) de ridículas en algún momento. ¿Quién no ha querido en algún momento que se le tragara la tierra? Por eso me encanta Poppy, me parece muy real. 

   Los otros personajes son estupendos, en especial Sam. A lo largo del libro le vamos conociendo un poquito más, y descubriendo más de él. Me han encantado las compañeras de trabajo de Poppy, la organizadora de bodas que se agobia con cuatro cosas y es la propia Poppy quien organiza todo, los futuros suegros y sus excentricidades... Pero, la que brilla por excelencia es la protagonista. 

   El problema de estos libros es que son bastante predecibles, pero no deja de ser bonito ver cómo llegan a ese final que todos nos imaginamos. 

   En definitiva, una lectura perfecta ahora que ha llegado el calor, para evadirse, para disfrutar, y para cerrar el libro con muy buen rollo al terminar la lectura. 

[Muchas gracias a la editorial por el ejemplar]

8 comentarios:

Saramaga dijo...

Sólo leí una de sus novelas de "Loca por las compras".. y no me gustó. Me han dicho que esta sí que va a gustarme, así que creo que probaré con ella cuando salga en bolsillo.
Feliz Finde!

Margari dijo...

Ahora con la calor apetecen este tipo de libros, así que me lo llevo apuntadito, que parece que cumple bien su cometido.
Besotes!!!

Nina dijo...

Se ve entretenido y divertido!

Shorby dijo...

Me encanta esta autora!!
Este pasará por casa seguro =)

Besotes

Mayte Esteban dijo...

Me duró un día!!! Y eso que es bastante gordito. Me da lo mismo que sea previsible, a veces, sobre todo en tiempos como los que corren de crisis, quieres que las historias terminen bien. Además, siempre he sido de la opinión que importa más el cómo lo cuentes que realmente la historia que cuentas.

Yo lo recomiendo.

Cartafol dijo...

Me quedan unas 20 páginas...hoy lo dejo terminado...ME ha encantado

Isa dijo...

Coincido totalmente con el comentario que ha hecho Mayte Esteban.

Lady Boheme dijo...

La verdad es que yo soy bastante fan del chick-lit, no siempre tengo la cabeza para lecturas más densas o con tramas complicadas, así que de vez en cuando se agradece algo sencillito, que enganche y se lea deprisa, y que no tenga giros argumentales rocambolescos.

Kinsella es una de mis autoras favoritas, tengo que seguir leyendo cosas suyas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...