lunes, 7 de abril de 2014

A sangre fría, Truman Capote

   A sangre fría es la segunda novela que leo de Truman Capote (después de esa maravilla que es Desayuno en Tiffany’s),y, aunque me ha gustado, ha sido una lectura dura, difícil, más por los hechos narrados que porque el estilo sea arduo.

   El estilo de Capote es sencillo y limpio, y relata los hechos cronológicamente: el asesinato premeditado y, como reza el título, a sangre fría, de cuatro miembros de una familia a mano de dos ex-presidiarios. Este crimen sacudió Estados Unidos en los años 60, porque, aunque no es el primer asesinato que ocurriera en el país, no era tan habitual como es ahora que se matara a alguien de una forma tan fría y calculadora. Además, los Clutter, la familia asesinada (padre, madre y los dos hijos adolescentes, los que vivían en la casa), eran la típica familia modelo. Eran buenos vecinos, muy religiosos sin llegar a ser fanáticos y siempre tenían tiempo para ayudar a quien lo necesitase. Cuatro buenas personas que vieron su vida sesgada por dos delincuentes de poca monta que habían oído que tenían una caja fuerte y mucho dinero en ella.

   Al principio me costó un poco distinguir a los dos criminales, Dick y Perry. Las dos descripciones van muy seguidas y en todo momento aparecen juntos, así que no conseguía diferenciar quién era quién. Poco a poco, y en parte con la ayuda de las fotografías que hay de ellos en internet, se fueron convirtiendo en personas individuales en vez de ese ente conjunto, y cada uno con su marcada personalidad. Es en la mente de estos dos donde más se mete Capote, y, para mí, hace un brutal trabajo a la hora de crear sus personalidades. No es fácil dotar de tres dimensiones a un personaje inventado pero debe ser aún más difícil hacerlo con gente real, con la que no puedes tomarte licencias, porque la verdad es la verdad.


[Como la novela narra hechos reales, en el siguiente párrafo hablo del final del libro. Si lo consideráis spoiler, no sigáis leyendo]


   El retrato que hace de los Clutter también es bastante exhaustivo, pero claro, son Dick y Perry los que nos acompañan más tiempo en la novela, desde el principio hasta el final. Asistimos a cómo se gesta su crimen, cómo lo llevan a cabo, cómo tratan de huir, cómo les detienen, el juicio y, posteriormente, la horca. Me ha parecido brutal que en los años 60 aún se siguiese ajusticiando con la horca en algunos estados.


   Es una novela muy recomendable, tanto como novela en sí, como por conocer este salvaje crimen del que yo no tenía ninguna idea. Al final he terminado con el corazón encogido, por saber que todo esto ocurrió de verdad hace ya más de 50 años. 

9 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Lo leí hace unos años y me impactó bastante es duro pero muy recomendable. Besos.

LaLolaSh dijo...

Me pasa como a ti. Si que he leido Desayuno en Tiffany's que me gustó mucho pero tengo A sangre fría mirándome desde la estantería hace años y no arranco con ella. Algún día será. :D

LaLolaSh dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nina dijo...

Es uno de mis libros favoritos de uno de mis autores favoritos

Margaramon dijo...

La empecé y abandoné su lectura, no era el momento, quizás en un futuro lo intente otra vez.
Besos

Héctor Jerez dijo...

Me gustó mucho este libro, aunque también es cierto eu Capote no suele defraudar.

Magrat Ajostiernos dijo...

Me has dejado con muchísimas ganas de leer…… ¡Desayuno en Tiffany´s!!!!

Desde que leí "Matar a un ruiseñor" ando con ganas de leer algo de Capote, y creo que ya me he decidido por qué obra voy a empezar gracias a ti! :)

Bea Mendes dijo...

Ya había leído alguna opinión sobre el libro -que tengo apuntado-. Me gusta, sobre todo, el que sean hechos reales, porque me descubre una historia que no conocía. Por cierto, a estas alturas los estadounidenses, por desgracia, ya estarán más que acostumbrados a ese tipo de asesinatos -o incluso peores-. De los 60´s hasta ahora hay una larga lista de asesinos en serie.

Alonso Barán dijo...

A partir de esta novela Truman Capote entró en una espiral de decadencia de la que no pudo salir... fue el principio de su fin.
Un saludoooo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...