viernes, 22 de marzo de 2013

Brújulas que buscan sonrisas perdidas, Albert Espinosa


   Albert Espinosa es uno de esos autores que, o te gusta su estilo, o puedes ir olvidándote de leer algo suyo. De esos autores para los que cuenta más la forma que el fondo (y, aún así, sus fondos suelen ser muy interesantes), que eligen cada palabra con sumo cuidado hasta formar una frase, un párrafo, una página que emocione.

   Afortunadamente para mi, estoy en el lado de los que aman la pluma de este señor. He leído todos sus libros, y todos ellos me han gustado. Este último no es una excepción.

   Sus lecturas son siempre ligeras pero intensas. Se leen muy rápido, pero dejan poso. Su escritura es ágil, no se detiene en descripciones que considera innecesarias (él mismo piensa que no hace falta describir una casa porque todos sabemos cómo es una casa), así que sus novelas son básicamente sentimientos. Y es muy difícil hablar de sentimientos como lo hace él que, no sé cómo lo consigue, pero suelta siempre unas perlas de infinita sabiduría que deberíamos seguir a pies juntillas.

   Esta última novela me ha parecido más extensa, más elaborada que las anteriores. Como siempre, casi ninguno de sus personajes tiene nombre, otra seña de identidad para el escritor catalán. El protagonista de esta historia vuelve al que fue su hogar, a cuidar de su padre por una promesa que le hizo a su madre y poco a poco vamos conociendo su historia. La de él, la de su padre, la de su madre y la de otros tantos que les rodean. Una historia compleja, oscura y hermosa a la vez. Una historia que emociona y que, aunque no tiene ese factor sorpresa presente en sus otras novelas (o no tanto) engancha.

   Me parece un libro muy recomendable. Habla de las relaciones humanas, ya sean de la familia, amigos, amantes… Y nunca está de más que nos recuerden un poquito algunas cosas. Digo esto pero en ningún momento el autor se dedica a aleccionarnos, sino que sus reflexiones nos invitan a plantearnos algunas cosas de nuestras vidas.

   Si le tengo que sacar la nota negativa diré que Albert Espinosa ha abusado un poco del uso de los puntos suspensivos (y que lo diga yo…), pero después de un par de capítulos no se hace demasiado molesto.

   Pero, en general, es una lectura maravillosa. Un acierto seguro si te gustaron sus otros libros. 

13 comentarios:

Sandra Rivero dijo...

Que ganas le tengo a este libro!!! y es que Espinosa es uno de mis autores fetiche, me encanta su forma de escribir y su optimismo puro.
Más que anotado.

Besos

Cartafol dijo...

Yo lo comenzaré hoy porque estoy con Las normas de la casa y se me está haciendo extenso aunque me gusta... así que la próxima semana ya reseñaré, gracias por compartir tu opinión. Feliz fin de semana

María dijo...

Tengo muchas ganas de ponerme de nuevo con este autor que sabes que me encanta. Sus libros, historias, son muy especiales así que no creo que tarde. Me alegro de que te haya gustado tanto :)
¡Muchos besos!

Bookworm dijo...

Pues fíjate que este libro no tenía pensado comprarlo porque aunque me gustaron mucho los anteriores, en el fondo todos me parecen muy similares, pero vaya, después de leerte, parece que debería cambiar de opinión.
En fin, no sé, me lo voy a pensar.
Me da a mí que va a ser Top Ventas en Sant Jordi ¿no?
Besos

Kristineta! dijo...

Soy de las pocas a las que no le ha gustado la prosa de este autor... que le vamos a hacer!! Así que no creo que vaya a leer nada más, aunque nunca se sabe!
Besos.

Zamarat dijo...

No he leído nada de él, así que aún no me puedo incluir en ninguno de los dos grupos... No sé si empezaré con este o con alguno de los anteriores.
Abrazo!

Tatty dijo...

Ya te comenté por twitter que lo terminé hace un par de días y me ha gustado mucho, no había leído nada del autor y ha sido todo un descubrimiento, una historia muy cercana y emotiva, con profundidad. Coincido contigo en el uso de puntos suspensivos, demasiados también para mí
besos

Margari dijo...

Sólo he leído de este autor Todo lo que podríamos... y me gustó mucho, sobre todo por la forma en que está escrita y por las reflexiones del autor. Así que me parece que este libro me gustaría también, así que apuntadito me lo llevo.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Pues a por él que voy!
Además, mi hermano es super fan de este autor xD

Besotes

Alhana dijo...

Hola, pues no he leída nada de este hombre, aunque tengo en casa Lo que hubiésemos sido tú y yo... Y Si tú me dices ven... A ver si me los leo y decido si me gusta este hombre o no ^^ Si lo hace me haré con este, que por lo que cuentas tiene pinta de estar bastante bien ^^

Muak

Nina dijo...

yo no he leido nada del autor pero me gustaria

Kasumi dijo...

Es uno de esos autores que quiero leer pero no acabo de decidirme. Habrá que intentarlo un día ;)

Lady Boheme dijo...

Sandra: Espero que te guste mucho el libro cuando lo leas.

Cartafol: Imagino que ya lo habrás terminado, ¿qué te ha parecido?

María: ¡Gracias! Espero que tú también lo disfrutes (o hayas disfrutado, que llevo un retraso leyendo blogs que igual ya lo has reseñado y todo xDD).

Mer: Seguro que lo es... Yo te lo recomiendo, pero bueno, es que a mi me ha encantado ;)

Kris: No creas, yo conozco a mucha gente a la que no le gusta, es que tiene una forma de escribir muy especial y si no te gusta el estilo, imposible que te guste la historia (que es algo secundario en este autor).

Zamarat: Cualquier opción es buena ;)

Tatty: Es un libro genial, a pesar de los fallitos.

Margari: Y este es cortito, no te llevará mucho tiempo ;P

Shorby: ¡Bieeen! Pues espero que lo disfrutéis, tanto tu hermano como tú.

Alhana: Se leen en un suspiro, en serio, espero que te animes pronto.

Nina: ¡Pues anímate!

Kasumi: Por intentarlo... Sus libros son cortos, así que no te llevarán mucho tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...