viernes, 26 de septiembre de 2014

Chavs: La demonización de la clase obrera, Owen Jones

   Decidí leer este ensayo porque me lo recomendó una de las personas más brillantes e inteligentes que conozco, con la que comparto bastantes gustos en la ficción y porque necesitaba leer algo que fuera en cierta medida un reto intelectual. Sabía que iba a ser una lectura más difícil que si me estuviese leyendo un libro de ficción, pero lo he afrontado desde las ganas de adquirir más conocimiento sobre un tema del que, por desgracia, sabía menos de de lo que pensaba.

   Chavs es el término despectivo por el que los ingleses se refieren a los de clase trabajadora. Por las descripciones que aparecen en el libro, creo que el equivalente sería cani o choni: alguien sin estudios, sin poder optar a trabajos cualificados, que vive en barrios marginales y viste con ropa deportiva barata.

   El libro analiza desde varios puntos qué ha pasado con la clase trabajadora, que hace pocas décadas tenía su prestigio y sus trabajos eran vistos como necesarios, y poco han ido pasando a la categoría de ¿esclavos? Casi se espera que los más pobres roben, defrauden a Hacienda y no quieran trabajar cuando la realidad actual es que no hay trabajo. Ni en UK ni en España, porque aunque el libro trata el tema desde el punto de vista del Reino Unido, hay tantísimos paralelismos a la situación actual española, que podría estar describiendo nuestro país.

   Me ha gustado mucho la forma de exponer los problemas, capítulo a capítulo va analizando un tema en cada uno: cómo trata la prensa a la clase trabajadora, qué han hecho los políticos, qué ha pasado con el trabajo, etc.

  Es curioso que se culpe a los chavs de ser unos vagos y no querer trabajar cuando poco a poco han ido destruyendo sus oportunidades laborales. Durante los años 80, hubo una crisis similar a la actual pero con las fábricas en vez de los bancos como protagonistas. Entonces dejaron que las fábricas se hundieran y se las llevaran a otros países para contratar mano de obra más barata. A los bancos, no. A los bancos se les insufla la cantidad de dinero que sea necesaria y no nos damos cuenta de que son empresas al igual que las fábricas y que si están mal gestionadas, alguien tiene que pagar esas consecuencias (como en  Islandia, por cierto, donde no rescataron a los bancos, encarcelaron a los culpables y están considerablemente mejor que nosotros).

   Hay situaciones que verdaderamente cabrean. Se les exige a los de abajo que hagan esto o lo otro, o se les culpa de defraudar al estado, cuando el verdadero problema está arriba.

   Es una lectura que me parece obligatoria estos días. No es muy ardua, Jones se ha preocupado de que resulte asequible, y no un aluvión de datos y más datos, así que no hay excusa. Hay temas que tenemos que conocer porque son parte de nuestro día a día, y el que trata este libro, es uno de los más importantes.


   En definitiva: que hacer caso de las recomendaciones de mi brillantísima amiga es una decisión más que acertada. 

3 comentarios:

Jose Luis Álvarez dijo...

Te derjo una crítica de la red, sobre el mismo libro. No es mía, espero que te interese:
http://losojosdelvisitante.blogspot.com.es/2014/04/tetralogia-de-parias-contemporaneos-i.html

Amy Plin dijo...

La verdad que no leo ensayos, pero este me ha llamado bastante la atención así que cuando lo vea lo leeré.
Me encanta tu blog, así que me quedo por aquí.
Si quieres conocer el mío te dejo el link:
http://hablandoconlibros.blogspot.com/
Besos, nos leemos!!

Bea Mendes dijo...

Me gustan los ensayos, sobre todo si tratan temas sociales tan interesantes. La descripción que has hecho de los "chavs", me recuerda a la película "Trainspotting".
Creo que puede ser un libro muy interesante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...