jueves, 4 de noviembre de 2010

Loca por las compras en Manhattan, Sophie Kinsella

Título original: Shopaholic abroad
Autora: Sophie Kinsella
Editorial: Salamandra
Número de páginas: 312
Precio: 14,40 €

Sinopsis:    Rebecca Bloomwood ha pagado todas las deudas que adquirió en el pasado. Es una nueva Becky, ya no compra compulsivamente: sólo adquiere lo que necesita. Porque necesita esas sandalias lilas para combinar son su nuevo modelito... y las mismas sandalias en mandarina porque, a fin de cuentas, en el futuro necesitará zapatos, así que es una inversión. Está todo controlado, aunque el simpático director de su banco, que nunca duda en ampliarle el crédito se jubila, y el nuevo no es tan amable... Total, Becky sólo necesita unos cientos de libras para ropa, que es una inversión ya que su imagen es fundamental en su nuevo trabajo como consejera financiera en la tele. Además, está el viaje a Nueva York con su novio, con todas esas tiendas que no están en Londres... Quizá Becky no tenga los gastos tan controlados como creía.


   No voy a engañaros: la he disfrutado como una enana. La calidad de la obra no es mucha, no pasará a la historia, pese a que está bien redactada (en primera persona y en presente, como suele ser habitual en el chick-lit) y repleta de situaciones hilarantes que hacen que el lector (generalmente lectora) pase un buen rato. Sin pensar mucho, sin hacer grandes esfuerzos... La leí en apenas un par días (aunque espaciados en el tiempo), y puede que en horas no llegue a unas siete, pero me ha gustado más que la primera parte, que apenas recuerdo por cierto.

   Becky está loca... por las compras, como reza el título. Lo peor de todo es que algunos de sus hilos de pensamiento, o sus justificaciones para hacer compras, se parecen sospechosamente a las mías. Mis gastos no ascienden a los de ella, afortunadamente, pero creo que este personaje representa la compradora compulsiva que muchas llevamos dentro; terriblemente ingenua y, sobre todo, una buenísima persona.

   Es enternecedor cómo ve una realidad completamente distinta a la de los demás, relacionada con sus gastos y sus compras... convencida de que pagó todas sus deudas no se da cuenta de que sigue comprando al mismo ritmo y, por supuesto, la deuda aumenta a un ritmo exponencial.

  Me gustan muchísimo los personajes, los amigos de Becky, su novio, su compañera de piso... Son el contrapunto sensato a esta chiquilla alocada que sólo quiere tener cosas bonitas. Hay muchísimas anécdotas divertidas en el libro, y tiene un final que me ha parecido absolutamente genial. Si os gusta el chick-lit, os recomiendo las aventuras de Becky, aunque este es el segundo de la saga, y siempre es bueno empezar por el principio. 

   Os dejo el tráiler de la película, cuyo argumento es un mix entre los dos primeros libros, y puede que también haya cosas de otros libros, pero mis conocimientos no van más allá del segundo...

  

10 comentarios:

Isi dijo...

Tiene pinta de divertido... y eso de que hayas encontrado similitudes contigo misma... es preocupante, sí!! Pues no lo conocía, pero cuando me adentre en el chiklit, pues lo tendré en cuenta (creo que voy a empezar con Marian Keyes, pero no estoy segura todavía).

Trescatorce dijo...

Curioso, curiosísimo... Vi la película hace tiempo ya, y me encantó... Vale, todas tenemos vicios ocultos, los míos son las pelis chorras (tipo Loca por las Compras) y los libros de chik-lit. El caso es que leí Becky se Casa, (me lo diste tú), y no lo había asociado hasta ahora.
Necesito que me prestes el primero y el segundo. Después leeré el cuarto, que también me diste tú...
Me encantan estos libros para pasar un rato divertido... No todo van a ser lecturas profundas, no?

Carol dijo...

Parece diver. ¿Cómo se llama el primero?
De este género sólo he leído los de Bridget Jones y alguno de Marian Keyes y los disfruté mucho, para que vamos a engañarnos.

¡Un abrazo!

Bookworm dijo...

Ainss! mira que me gusta el chick-lit, pero a la protagonista de estos libros no la trago. Creo que he leído 3 libros, aunque juraría que tengo 4. Es que no comulgo para nada con ella. No entiendo lo de las compras compulsivas (salvo que sean de libros ¡ejemm!). De verdad no puedo con Becky.
Un beso
PD. ¿Qué tal tu dedo? ¡ji,ji!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me gusta el chick-lit pero sólo he leído Bridget Jones y todos los de Marian Keyes. De esta colección no he leído ninguno. Por un lado me llaman la atención, de vez en cuando viene muy bien leer cosas ligeras que entretienen y divierten mucho para alternar con otras lecturas más profundas. Pero por otro no sé, no me terminan de convencer. Igual es porque una amiga mía tuvo un problema bastante serio por ser compradora compulsiva y porque me ha tocado hacer más de una entrevista y reportaje a psicólogos y personas que son compradoras compulsivas. Ya veré si al final me decido o no. Muchos besos.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

María dijo...

Tengo ganas de algo ligerito para próximas lecturas. De esta autora no he leído nada. Tomo nota!
Muchos besos!!

Lady Boheme dijo...

Isi: Sí... es que como hermana pequeña me tocó heredar mucho y soy un poco compradora compulsiva, pero no llega a esos extremos... Ni de lejos!! Pero me gusta tener cosas bonitas que sean mías (ya sea ropa, libros, tecnología...).

Pi: Como te dije por vía privada, sólo tenía físicamente los que te di... Tendrás que recurrir a la biblio.

Carol: El primero es Loca por las compras, a secas. Bridget Jones y todos los de la Keyes son geniales, esta serie no llega a su calidad, pero está bien.

Mer: Si no tienes un puntito de compradora irreflexiva, no vas a empatizar con la prota, es normal... A mí es que me parece tierna, jaja!! Aunque el primer libro lo odié, todo hay que decirlo (pero recuerdo muy poquito...).

Goizeder: Hmm... Complicada tu situación. Te diría que no te lo leyeses (sobre todo teniendo en cuenta que seguro que tu lista de lecturas es más o menos como la mía), pero aún así quiero hacer un inciso y decir que no se toman tan a la ligera el problema de Becky. Ella sufre sus consecuencias, y no es agradable verse sin dinero, sin trabajo y debiendo miles de libras al banco. El libro está narrado en primera persona, así que es todo desde la perspectiva de ella. En ningún momento el problema de Becky es tratado con frialdad o como si no importara, sólo que ella no se da cuenta de la gravedad del asunto, hasta que llega al límite.

María: Pues si te animas, ya me contarás...!

Luisa dijo...

No leo mucho chick-lit, aunque estoy pensando en empezar con Marian Keyes. Este no me atrae demasiado, y eso que soy compradora compulsiva de libros!
Besos.

Carol dijo...

La peli me gustó mucho, me lo pasé muy bien viéndola, y en algunos momentos hasta me sentí identificada con la protagonista, pero ya leerme un libro no se si me animaría, no acabo de pillarle el truco a éste género. bsos

Lady Boheme dijo...

Luisa: Marian Keyes es genial!! Creo que es más que una escritora de chick-lit.

Carol: Bueno, piensa que así tu lista de pendientes no crece... jiji. La peli está bien, pero el libro me ha gustado muchísimo más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...