miércoles, 11 de febrero de 2015

Divago, luego existo

   Me encanta leer y siempre he dicho que leo de todo pero esa afirmación no es del todo cierta. Nadie lee de todo. Quien lee literatura histórica y novelas de misterio, no lee chick-lit y humor (por ejemplo). Habrá quien lea histórica, misterio, chick-lit y humor, pero se deje fuera los cómics. Y aún en el caso de que lea cómics también, puede que no le dé a los ensayos. Y si lo hace, quizá no lea clásicos. 

   Todos tenemos nuestros géneros predilectos, y es normal, no pasa absolutamente nada por no salir de nuestra zona de confort. Quien quiera leer sólo para pasar el rato, tiene todo el derecho del mundo a hacerlo, pero yo, personalmente, prefiero enfrentarme de vez en cuando a lecturas diferentes, lecturas que me supongan un reto, que marquen una diferencia. 

Foto sacada de pinterest
   Soy ferviente admiradora del terror, la fantasía y, en menor medida, la ciencia-ficción. Me gusta el chick-lit, los clásicos y los cómics. Dentro de esos géneros hay cosas que me gustan más y cosas que me gustan menos, pero procuro variar. Ahora mismo, para subsanar el problemilla de leer pocos clásicos, estoy recurriendo a dos vías: por un lado el reto del que os hablé el lunes, y por otro, el club de lectura Pickwick, cuya información podéis encontrar en tumblr y facebook

   Por otro lado, no siempre busco entretenerme cuando leo. A veces busco aprender algo nuevo, y por eso ocasionalmente (menos veces de las que me gustaría) recurro a los ensayos. Es el género olvidado en la blogosfera literaria, o al menos esa sensación me deja no ver prácticamente ninguna reseña de ensayo por los blogs que visito y, sin embargo, no tiene por qué ser una lectura árida ni aburrida. 

   Hace unos meses leí Chavs, de Owen Jones, y es un libro que aún sigo recomendando. De hecho, enganché a mi hermana para hacer lectura conjunta. Podéis recordar la reseña en este enlace. Más recientemente he leído Breve Historia de los Vikingos, de Manuel Velasco que si bien no lo he reseñado, os puedo asegurar que es una forma amena, divertida y didáctica de acercarse a esos pueblos del norte. 

   Me gustaría que me contarais en los comentarios vuestra opinión sobre las "zonas de confort literarias", si os gusta quedaros en los géneros que más os atraen o, por el contrario, el espíritu aventurero hace que naveguéis por aguas más turbulentas. ¿Os soléis acercar al ensayo, poesía o teatro? ¿Probáis géneros que os atraigan muy poquito? 

7 comentarios:

Marie dijo...

Hola Lady Boheme,
creo que es la primera vez que comento en tu rincón, no he podido resistirme porque me ha parecido una muy buena reflexión.
Abandonar nuestra zona de confort es algo que nos cuesta muchísimo, por lo menos a mi. Novela negra: nunca; novela de terror: nunca; novela gráfica: contadas ocasiones…al final ahí estoy siempre, pegada a los clásicos, las biografías y los ensayos.
Me gustaría decir que este año voy a abrir un poco más mi abanico lector, pero como me temo que se va a quedar en agua de borrajas, me alegro muchísimo de que hayas descubierto el ensayo y hayas quedado satisfecha :)
Un beso y que sigas disfrutando de tus lecturas y descubrimientos.

Beleth dijo...

La verdad es que cuando uno se acostumbra a un género (o le gusta más...) es normal que ese tipo de lecturas ocupen casi todo el tiempo. Yo por ejemplo no leo prácticamente nada de terror, y el chick-lit, teatro, biografías o novela histórica solo muy, muy de vez en cuando.
Y en cuanto a novelas de ensayo o "para aprender", yo sí leo alguna (una de las últimas fue un libro sobre animales que beben sangre y era de lo más interesante y entretenido) pero es que las pocas veces que las he reseñado me he comido los mocos con ellas y se podían oir los grillos xDDD así que yo creo que es normal que no haya muchos blogs (salvo los que son exclusivos de ese tipo de libros) que les dediquen un espacio :( que finalmente lo que más predomina en la blogosfera (o en la que me muevo yo al menos xD) son reseñas de novelas juveniles, románticas y de fantasía.

Fesaro dijo...

Yo leo casi de todo, lo que si es verdad es que a mi el estado de animo y el clima o época me condiciona a leer ciertas cosas más que otras.

Nisi dijo...

Yo soy feliz en mi zona de confort, leo lo que me apetece, sobre todo novela. No suelo darle ni a la poesía, ni al teatro, ni al ensayo, aunque hubo una época que me dio por guiones de cine.
Leo un poco variado. Me encanta la ciencia-ficción, pero también me gustan los dramas, algo de humor, pocos cómics, chick-lit y algunas novelas con transfondo histórico. En realidad, voy escogiendo libros porque me atraen por algún motivo, sin fijarme demasiado en el tipo de novela que será.
Y ahora me estoy enganchando a Agatha Christie. :)

Reich TheCure dijo...

¡Buenas!
Ahora ando estudiando una carrera de letras por lo que nos mandan muchas lecturas muy buenas, así que en mi tiempo libre no suelo escoger clásicos sino libros más sencillos como juveniles, románticos o de fantasía. También es verdad que en verano aprovecho para centrarme en novelas más difíciles que van más allá del entretenimiento, por eso del tiempo libre XD
Sobre lo que preguntas de poesía, teatro y ensayo; poesía por cuenta propia nada y menos pero teatro sí, me encanta Calderón, Roberto Arlt, La Celestina... y de ensayo suelo leer sobre teorías literarias relacionadas con autores concretos o sobre el siglo XIX.
Aprovecho para recomendar a Salinas (La voz a ti debida) y un ensayo de Lovecraft: El horror sobrenatural en la literatura.
¡Un saludooo!

masteatro dijo...

Yo lo que más leo es novela de misterio, negra o policíaca aunque también le doy a los clásicos, la novela contemporánea (en sus distintos géneros), el teatro y el chick-lit de vez en cuando. También a veces biografías de personajes que me llaman la atención.

Últimamente he leído "La sangre de los libros" que no se puede catalogar como ensayo aunque he aprendido bastante con él.

Lo que menos leo es fantasía y ciencia ficción aunque algo de Harry Potter o Michael Ende ya ha caído.

Only Bea dijo...

Pues, ahora que lo comentas, yo también soy de las que dicen que leo de todo, pero pensándolo bien, en verdad no: no leo chick-lit, apenas leo libros juveniles, no poesía, no cómics... Pero sí que varío bastante en cuanto a lecturas. No suelo leer el mismo género de seguido, prefiero variar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...