lunes, 7 de febrero de 2011

Pesadillas y Alucinaciones II, Stephen King

Título original: Nightmares and dreamscapes
Autor: Stephen King
Editorial: DeBolsillo
Número de páginas: 461
Precio: 8,95 €


   Hace ya dos meses os traje la reseña de la primera parte de este compendio de relatos. No sé si lo recordáis, pero creo que os comenté que no es realmente primera y segunda parte, sino la misma compilación publicada en dos volúmenes independientes. En España, claro, en USA la publicación fue en un solo libro. Al igual que hice con el volumen 1, iré reseñando cada relato de forma independiente.

   La estación de lluvias. Una pareja llega a un pequeño pueblo para instalarse. Lo primero que hacen es bajar a la tienda, donde el dueño, un tipo muy peculiar, les avisa para que se vayan del pueblo esa noche, porque justo esa noche habrá tormenta de sapos. La pareja cree que el tipo les está gastando una broma macabra pero, ¿realmente es una broma?  Es un relato extraño, muy típico de King, donde la mayor parte del relato es la relación de la pareja, cómo se llevan, cómo se hablan... Para que los conozcas y luego sufras con ellos. Me ha recordado a esas leyendas de la América profunda, de las que sacan mucho en Sobrenatural. Muy bueno, pero bastante desagradable (y tirando al terror).

   Mi bonito pony. En el epílogo del compendio, Stephen King nos cuenta que este relato iba a formar parte de una novela escrita por Richard Bachman sobre la vida de un mafioso. Lo aquí publicado iba a ser un flashback del protagonista, donde recuerda una conversación y lección de vida que le dio su abuelo. Increíble la destreza de King para este tipo de relatos, de relaciones humanas, hablando sobre la vida, el tiempo...

   No se equivoca de número. Una mujer recibe una llamada. Es una voz femenina, que le resulta muy familiar, y está llorando desesperadamente. La mujer cree que es su hija, pero al intentar localizarla, ésta se encuentra perfectamente. ¿Quién habrá llamado? Otro de esos relatos de psicología, sin terror, sólo algo de angustia y mucha tristeza. Lo curioso es que está escrito como si fuera un guión de cine.

   La gente de las Diez. Creo que es el relato que más me ha gustado de este segundo volumen. Un fumador que intenta no fumar demasiado, descubre un día que su jefe no es humano, sino un monstruo con cabeza de murciélago. Así es como descubre que muchos grandes cargos son realmente esas bestias, y, tras un shock inicial, decide unirse al pequeño grupo que, en las sombras, les ofrece resistencia. Muy curioso este relato, me ha gustado mucho. La evolución del personaje protagonista es genial, tiene una reacción absolutamente realista cuando descubre que vive y trabaja entre monstruos, y tarda mucho en asimilarlo.

   Crouch End. Un homenaje clarísimo a Lovecraft. La comisaría de Crouch End recibe una noche a una mujer que denuncia la extraña desaparición de su marido. Uno de los policías no se cree una palabra de la mujer y el otro le explica a su compañero que en ese barrio pasan cosas extrañas, como si las fronteras con otros mundos fuesen demasiado finas y se colasen cosas... Un relato muy bueno, terrorífico. Creo recordar que es uno de los relatos que incluyeron en la serie de televisión Pesadillas.

   La casa de Maple Street. En el hogar de la familia Bradbury están creciendo cosas metálicas en las paredes. Los cuatro niños investigan al respecto, mientras su padrastro les trata mal y humilla a su madre. Poco más puedo decir del argumento sin desvelar nada, salvo que es una historia muy de ciencia-ficción y, aunque extraña (sobre todo por su desenlace) es excelente. La relación de los niños Bradbury entre ellos, el miedo que le tienen a un padrastro que no les ha pegado pero que ha provocado que su madre viva en una permanente migraña, y la investigación de algo plateado que ha empezado a crecer por toda la casa hacen que la historia sea indescriptible.

   El quinto fragmento. De nueva una historia de Richard Bachman. Mafiosos, un botín escondido y un mapa partido en cuatro pedazos. Intriga y misterio, pero nada de terror. Tiene adaptación en la serie Pesadillas.

   El caso del doctor. Homenaje a las historias de Sherlock Holmes. El narrador, el doctor Watson, nos cuenta la historia del único caso que resolvió él y no Holmes. Muy recomendable.

   El último caso de Umney. Me acabo de dar cuenta de que esta compilación esta llena de homenajes a otros escritores o tendencias literarias. Este relato en concreto homenajea las historias clásicas de detectives, como las de Raymond Chandler. Umney es un detective privado venido a menos que lleva muy mal los cambios. Una inesperada visita a su despacho hará que su último caso se convierta en algo esencial... Si no me equivoco, éste también cuenta con un episodio en Pesadillas.

   Baja la cabeza. Esto no es un relato y debo admitir que no me lo he leído. Se trata de un ensayo corto sobre el béisbol. Me gusta Stephen King, pero su extraña obsesión con el béisbol no es contagiosa.

   El mendigo y el diamante. Pequeña fábula acerca del destino de los hombres. Es una adaptación cristiana de una parábola hindú. Bonito pero extraño.

   Agosto en Brooklyn. Un (horrible) poema sobre el béisbol. No digo más.


   Quiero añadir, para finalizar, que es bastante difícil reseñar relatos breves sin desvelar algo del argumento, así que he sido bastante ambigua. En general, el libro (en conjunto, primera y segunda parte) me ha gustado mucho, aunque hay relatos (o poemas) que eliminaría de él.



RETOS:

Reto Química: K (potasio). G1.
Reto 150 títulos: lectura número 10.
Reto Leerme mis libros: Sí, pero  no. (Es mío, pero no lo contabilicé cuando hice la lista)
Reto 50 libros antes de los 30: No.

7 comentarios:

Fátima Ortiz dijo...

De verdad que no sé por qué este hombre siente tanta atracción por el béisbol, vale que le pueda gustar ese deporte como cualquier otro, que no tiene nada de malo y lo veo muy bien, pero incluirlo en sus libros, relatos y "poemas" (por denominarlos de alguna manera porque yo por poemas entiendo otra cosa... jejeje!)
En fin, quitando lo del béisbol, S.King sigue en su línea.

Anabel Botella dijo...

Te entiendo cuando dices que es difícil reseñar un libro de relatos, porque hay algunos que son muy buenos y otros que los eliminarías.

Carol dijo...

Me encantó este libro de relatos, coincido en que el que más me gustó fue La gente de las diez, y luego La estación de las lluvias me dió muchísima pena, aunque he de reconocer que me encanta esa habilidad de King para que empatices con sus personajes y luego sufras un montón con ellos. Bsos

Dreamwalker dijo...

De este volumen me gustaron casi todos los relatos -exceptuando las cosas esas de beisbol-. No sé cual diría que me gustó más... todos tienen algo.

Lady Boheme dijo...

Faty: Poemas son, el problema es que al traducirlos, ya sabes. Eso sí, son malos como el demonio.. Tiene otro, creo que no era de béisbol... Paranoia: un canto. Qué cosa tan terrible!! Que se limite a la prosa, pero que deje el béisbol...

Anabel: En mi caso me resulta difícil porque no me gusta destripar nada de la trama y con un relato es muy difícil... ¡Besines!

Carol: Eso que comentas es lo que MÁS me gusta de King. Igual que en el relato de ¿Sabes? Tienen un grupo de la leche. Es un maestro haciéndote querer a un personaje y luego tratarlo fatal... o matarlo. Y, claro, sufres con él.

Bliff: Aunque hay algunos muy raros... En general me ha gustado mucho, menos lo del béisbol, claro... Qué manía tiene, en serio... ¡¡Con lo aburrido que es!! Igual algún día me leo Baja la cabeza...

¡Gracias a todos por comentar!

Carol dijo...

Tienes toda la razón: los libros de relatos son difíciles de reseñar y en cuanto a opinión es complicado formarse una definida, porque siempre hay algún relato que gusta menos. Por eso a mi me cuesta leer este tipo de libros, pero tratandose de King no diría que no. Me parece que ya te comenté con la primera parte que yo tengo los de las dos y las cuatro después de medianoche, pero aún no los he leído.

¡Un abrazo!

Lady Boheme dijo...

Carol: Esos dos libros están, que recuerde, muy bien. Son novelas cortas, más que relatos... Creo que eran Langoliers, Ventana Secreta, secreto Jardín; El perro de la polaroid y el policía de la biblioteca. Pero no sé cuál estaba en cada libro, jeje. Besines!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...