miércoles, 17 de octubre de 2012

La vida frenética de Kate, Allison Pearson

Título original: I Don't Know How She Does It
Autora: Allison Pearson
Editorial: RBA
Número de páginas: 379
Precio: --

Sinopsis[de la contraportada]: Te presento a Kate Reddy, brillante gestora de fondos y madre de dos hijos. Sabe trabajar con nueve divisas diferentes en cinco husos horarios a la vez. Se levanta y se ducha, viste a los niños y les prepara el desayuno, y todo en media hora. Siempre tiene una apretada agenda de reuniones y viajes pero no deja de pensar en la lista para el súper, la fiesta de cumpleaños de los niños, el disfraz para el colegio… Y encima pretende tener una vida propia: comer con amigas, ir de tiendas, hablar con su marido y… ¡¡¡sexo!!! Y encima, Kate necesita hacerlo todo muy bien,ha de ser la mejor, y la mejor en todo. Ah, y tampoco quiero olvidarme de aquella niñera mandona e impertinente que tiene, ni del jefe obsesionado con sus tetas, los suegros criticones, carcas… en fin, una locura total. De verdad, no sé cómo se lo monta. Léetelo. Te enganchará. (¿Y no eres tú un poco como Kate?)


   Cogí este libro esperando una lectura chick-lit tonta pero entretenida y, la verdad, me ha sorprendido gratamente. De hecho, yo no sé si lo clasificaría como chick-lit, y creo que la etiqueta no le termina de hacer justicia (como a tantos otros libros...). 

   Está narrado en primera persona del presente por Kate. Nos va contando su día a día, su lucha constante por hacerlo todo, por ser una buena madre, por ser buena en su trabajo, por ser una buena esposa y, además, por quedar bien delante de las mamás del cole, de su suegra... Un estrés, vaya. 

   Kate trabaja en un mundo de hombres. Trabaja para una gran empresa que se dedica a las inversiones en bolsa, y por ser mujer, debe demostrar constantemente que vale para ese trabajo, no puede mostrar ni un ápice de debilidad y, por supuesto, no puede ni mencionar que tiene que faltar al trabajo porque alguno de sus hijos esté enfermo. ¡Qué atrevimiento tener vida al margen de la oficina!

   Hace una crítica bastante dura a ese tema, al de las madres que trabajan y toda la carga que llevan encima, primero el trabajo fuera y dentro de casa, las acusaciones de otras madres que no trabajan, la poca comprensión de los hombres que la rodean (marido incluido)... y lo muchísimo que se exige a sí misma, a pesar de que no puede hacerlo todo. 

   Me han encantado los personajes. Kate es muy real, puro estrés, una adicta al trabajo, que se siente mal cuando deja a sus hijos para hacer un viaje, pero luego tiene un subidón cuando vuelve y ve lo mucho que la necesitan. Una mujer muy real, una de tantas muchas que están abriendo el camino para las que vendrán después. El marido, lejos de ser ni un santo ni un estúpido, es un tipo real. Hace lo que puede, tiene sus momentos de debilidad (como Kate) y eso es algo que me ha gustado mucho, porque no le presentan en ningún momento como el malo. 

   Tenemos a las típicas madres dedicadas total y absolutamente a sus hijos, que no conciben otra vida más allá de eso; a los compañeros de trabajo cargados de testosterona que se creen mejores que las mujeres sólo por ser hombres; a las compañeras que están en situaciones parecidas a la de Kate... Y a Winston, el chófer-filósofo que le hará plantearse muchas cosas a Kate

   Lo que más me ha gustado de la evolución de la trama es que tenemos algo que sucede poco a poco, no un cambio radical visionario, sino un cambio que se va gestando, poco a poco, como un embarazo. Desde el principio el lector se da cuenta de que Kate no puede seguir así, que le va a dar algo, pero a la propia Kate le cuesta un poco ver eso... ¿Y no nos pasa a todos? ¿No hacemos muchas veces algo perjudicial para nosotros mismos pensando que es lo que tenemos que hacer?

   En definitiva, un libro que me ha gustado mucho. Que tiene partes que emocionan y que casi siempre es puro estrés, como la vida de la propia Kate. Un libro del que muchos (muchas, para qué engañarnos, esta clase de libro parece que sólo interesan a las mujeres) huirán sólo por ser chick-lit y que, creo, puede interesar a las que no os gusta el género porque tiene muy poco de él. Quizá sólo una protagonista treinteañera que trabaja y es independiente, y la portada de colores vivos. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...