sábado, 12 de noviembre de 2011

Aquellos maravillosos pasajes #3

   Últimamente estoy viendo muchas reseñas de El bebedor de lágrimas, la más reciente novela de Ray Loriga, y me pregunto si la gente que lo ha leído sabe cómo eran los primeros libros de Ray, tan anárquicos, tan poco convencionales, llenos de frases lapidarias. 

  A excepción de su última novela, he leído todo lo que ha escrito este autor, y la verdad es que son sus primeras novelas las que más me han gustado. La última, Ya sólo habla de amor, incluso me decepcionó. Sus primeros libros apenas tenían argumento, como digo eran caóticos, y ahí radicaba su maestría. Le daré una oportunidad a El bebedor de lágrimas cuando  mi hermana me lo preste, pero antes quiero compartir con vosotros las distintas frases que me marcaron tanto como para dejarlas apuntadas, de toda la obra de Ray. Espero que os gusten:
Ray Loriga

Lo que uno se inventa es más real que lo que a uno le pasa. Al fin y al cabo, lo que a uno le pasa no deja de ser un accidente. 
LO PEOR DE TODO 

De todo lo que nunca he tenido, ella es lo que  más echo de menos.

No es fácil que confíes en ti mismo cuando todos confían en que seas alguna otra cosa distinta.

Olvídate del mapa, pero no te olvides del tesoro.

Cualquier imbécil puede herir a una mujer, pero sólo un hombre grande puede llevársela para siempre. 

Algunas personas valen más por lo que piden que por lo que dan.

Tengo el traje de un mendigo y los zapatos de una estrella.

Sólo estás realmente solo cuando no puedes oír lo que piensas. 

Santo como algunos poemas y algunas canciones. Santo como un loco o un idiota. Encerrado y solo.

No puedes tomarte nada a la ligera porque las cosas se inclinan, se tuercen y se caen. 

No tienes lo que te mereces, tienes lo que no consigues esquivar.

No importa dónde estuviera porque siempre deseaba estar en otro sitio. 

HÉROES

Las cosas de los muertos son en realidad las manos de los muertos, la caricia helada de lo que ya no está. 

Uno no tiene por qué acordarse de los niños al mirar a los hombres. 

Los cirujanos son los únicos que conocen la medida de sus tajos. 

DÍAS EXTRAÑOS

La tristeza no tiene fin, la felicidad sí.

Qué triste sopla el viento en la lejana tierra del extranjero.

Un incendio apagado puede seguir quemándole a uno toda la vida.

Sólo después de olvidar eres completamente inocente y por eso mismo, definitivamente culpable. 

La memoria es el perro más estúpido, le lanzas un palo y te trae cualquier cosa. 

Es el amor lo que cuenta, lo demás no es nada. 

Un cuerpo que lucha es siempre mejor que un cuerpo vencido. 

Dos personas mirando al mismo cielo siempre esperan nubes distintas.

Es el recuerdo, no el olvido, el verdadero invento del demonio. 

El amor es realmente una tormenta de la imaginación.

TOKIO YA NO NOS QUIERE

Principio entrópico: no hay un destino prefijado, sino un mono aporreando las teclas de una máquina de escribir.

No soy culpable del crimen del que me acusan, sino del crimen que mi propio corazón estaba condenado a cometer. 

TRÍFERO

Una zorra es aquella mujer que consigue que los pies de su deseo se bañen en el río de su interés. 

No se lleva a un hombre al cadalso por los crímenes que sueña cometer sino por los crímenes que comete. 

EL HOMBRE QUE INVENTÓ MANHATTAN

Quitarle a un hombre la patria es como pegarle alas en la espalda.

La idiotez nos acorrala y la cultura se ha convertido en un asunto siniestro de cifras y de fiestas de fin de año, de informes y ferias y galas.

Escritores de su rango no abundan, ni aquí ni en ninguna parte y, de sus muchas pieles, sacamos retales para hacernos abrigos contra los fríos que corren.

Los muertos se cuentan de uno en uno, no al peso, y el resultado final es siempre el mismo.

Nadie conoce a un hombre mejor que su mejor adversario, nada une tanto como una espada que acorta la distancia entre los guerreros y alarga un puente entre los vivos y los muertos. 

No hay peor infierno para un escritor que el mundo real.

Aburrirse no es más que pensar muy despacio. 

DÍAS AÚN MÁS EXTRAÑOS


Una persona que no consume azúcar necesita más amor de lo normal.

Todo amor es sin lugar a dudas el asalto a un tesoro que no nos pertenece.

Cualquier tratado de paz, aunque se llame derrota, es preferible a una guerra que ya no se puede ganar.

La maldad, justificada o no, siempre se pierde en la ciénaga de su propia fealdad.

Aquel que no es capaz de amar lo suficiente es siempre el único culpable.

Tiene en estos días, o eso quiere pensar, la remota elegancia de los mendigos.

Sólo una mujer puede convertir, con su mera presencia, un segundo cualquiera en una promesa.

También los escritores grandes deberían visitar a los pequeños.

Hasta un monstruo merece de vez en cuando un paseíto fuera de la jaula.

Un hombre que celebra solo su cumpleaños se regala lo que quiere.

Las hazañas del pasado en nada despeinan siquiera el presente.

Qué crueles pueden ser a veces los vientos más cálidos y las noches más claras. 

Aquel que se preocupa por los problemas de los demás, o no tiene problemas o ha decidido ignorarlos. 

YA SÓLO HABLA DE AMOR

11 comentarios:

Margari dijo...

No he leído nada de este hombre, pero con esas frases que has puesto, ganitas me entran. Voy a tener que rebuscar por la biblio algunas de sus primeras novelas.
Besotes!!!

Fátima Ortiz dijo...

Sinceramente, no conocía a Ray Loriga, perdona mi ignorancia, pero después de leer el repertorio de frases que has puesto, además de contar con tu opinión sobre las primeras novelas, me voy a animar a leer algo de él.

A mí que un libro no tenga un argumento muy sólido no me preocupa si gana en cualquier otra cualidad; en cuanto has dicho que es caótico me he puesto en situación de alerta, esa palabra clave me está tentando... jajaja!

Me gustan la mayoría de las citas, pero la de la memoria comparada con un perro es sencillamente genial.

¡Un besote!

Trescatorce dijo...

¡Ay, omá, qué icoooo!!! Digoooooo....
Uisss, qué gran escritor...
Sabes que me encanta (a ver si no de qué te has leído tú toda su obra, que la tengo yo). Y sus frases lapidarias son tremendas. A mi ya sabes que me encantaron sus primeras obras, porque encontré mucha afinidad conmigo, con lo que sentía (ya sabes, adolescencia rabiosa), y con lo que escribía (que por otro lado era lo que sentía, pescadilla que se come la cola). Pero también me ha ido gustando mucho su evolución. Tokio ya no nos quiere me pareció muy original, y Trífero me encandiló. Su penúltima novela, Ya solo habla de amor, no la he llegado a leer. Y ya sabes que tengo pendiente El Bebedor de Lágrimas, cuyo argumento me llama mucho la atención.
En resumidas cuentas: sigo enamoradísima de él. (Hala, ya lo he dicho). Quiero decir de su literatura. (ejém!)
Besos!!

Saramaga dijo...

De Ray Loriga he leído "Héroes", "Lo peor de todo" y me gustaron bastante. "Tokio ya no nos quiere" lo dejé a medias, pero ahora que me los has recordado, puede que retome su lectura. Me encantan las frases... :-) Besos

Jesús dijo...

¡Magnífica selección! No he tenido aún la ocasión de leer nada de Ray Loriga, pero después de esta entrada, ganas no me faltan. Una de las frases que más me ha gustado es "De todo lo que nunca he tenido, ella es lo que más echo de menos".

¡Besos!

Lady Boheme dijo...

Margari: Te aviso ya que escribe muy raro, pero creo que merece la pena. Ya me contarás... ¡Besos!

Fátima: Sí, es que en sus primeras novelas no hay un argumento muy claro, en algunas sí, pero no en todas... es caos puro. Muy anárquico, pero es buenísimo. Me alegro de que te gusten las citas. ¡Besos!

Pi: Sí, ya sé... no hace falta que lo jures... estás enamorada de él, ¡qué se le va a hacer! A mí el único libro suyo que realmente no me ha gustado ha sido el penúltimo... Que no se entere tu marido de lo que has dicho, jaja! ¡Un besazo!

Saramaga: Los tres que mencionas me gustaron un montón, pero reconozco que no es un tipo de literatura muy habitual... Espero que te animes a retomar Tokio ya no nos quiere. ¡Besos!

Lady Boheme dijo...

Jesús: Esa es de mis frases favoritas, la verdad. Este hombre escribe muy, muy bien... a ver qué tal su último libro, que le tengo muchas ganas. ¡Besos!

Babel dijo...

Vaya impresionante lista de frases O_O
Me han parecido geniales algunas. Tengo muchísimas ganas de leer El bebedor de lágrimas, y por lo que veo alguna obra más ;o)
Oye, en cuanto a la lectura conjunta de Madre Noche, vale, me apunto. Qué tengo que hacer? :o)
Besotes nocturnos.

Lady Boheme dijo...

Babel: Son geniales todas, lo malo es que sacadas del contexto algunas pierden fuelle. Pues te apunto para la lectura (que tiene entrada propia, jaja!), y ya publicaré la lista con los días para publicar la reseña. ¡Gracias por unirte! Besotes.

Carlos dijo...

No he leído nada de Ray Loriga, pero me han dicho que escribe muy bien. Tuve la oportunidad hace unos años de verle en una presentación que hizo en Sevilla pero al final no pude.
Besos.

Lady Boheme dijo...

Carlos: Escribe muy bien, pero muy raro... Te animo a que lo descubras por ti mismo, y nos cuentes qué te parece.

Por cierto, revisando mi cuaderno de notas (donde apunto las frases que más me llaman de los libros) me he dado cuenta de que hay alguna que no apunté aquí. Igual cuando lea El bebedor de lágrimas hago otra entrada de estas dedicada a Ray Loriga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...