lunes, 28 de noviembre de 2011

Los diez pájaros Elster, Ana Campoy

Autora: Ana Campoy
Editorial: Edebé
Número de páginas: 210
Saga: Las aventuras de Alfred & Agatha #1
Precio: 10,25 €

Sinopsis: El joven Alfred Hitchcock es un muchacho inquieto, al que le gusta inventar cosas y que apenas tiene amigos, más bien se meten mucho con él en el colegio. Después de una travesura especialmente importante, su padre decidirá que el mejor castigo es que pase una noche en el calabozo. Allí, un preso le pedirá ayuda, para demostrar su inocencia, y le instará a buscar a Agatha Miller [1]. Esto le embarcará en la mayor aventura de su vida: descubrir quién es el culpable del robo de los 10 pájaros Elster, y encontrar a su primera amiga.


   Hace un par de semanas tuve la suerte de asistir a un evento relacionado con este libro (y su continuación, El chelín de plata). No a la presentación de los libros, porque interfería con mi horario de trabajo, pero sí a un precioso acto dirigido a los lectores potenciales de estas aventuras: los niños.

Ni corta ni perezosa, me llevé a mi sobrino de 4 años (al que llamaré sobrino, únicamente, no me gusta hacer público su nombre) al centro de Madrid, en una aventura que creo que ambos recordaremos con cariño. Era la primera vez que me quedaba con él un día entero sin estar en mi casa, y el trayecto en bus y en metro, y, sobre todo, los paseos por el centro de Madrid, me tenían aterrada. Pero el enano se portó estupendamente, y, sobre todo se lo pasó genial.

Ana Campoy, la escritora de estas aventuras, dirigió un acto para niños (más mayores que mi sobrino, pero bueno, él se enteró de bastante más de lo que esperaba, y no se aburrió, que era lo que más me preocupaba), y lo hizo estupendamente. Disfrazada con sombrero y pipa, nos contó que era representante de la agencia Miller & Jones, la misma que aparece en Las aventuras de Alfred & Agatha, y que estaba buscando nuevos detectives, para lo cual iba a realizar una prueba.

   Niños y mayores lo pasamos genial, y debo decir que Ana dirigió todo el evento con mucha gracia y simpatía. Dirigirse a un público infantil es muy difícil, y tener entretenidos y divertir a unos niños en esta era tan televisiva y cibernética, más aún. Pero, como digo, Ana Campoy lo hizo de una forma espectacular.
Ana Campoy metida en su papel de detective

   Al igual que espectacular es el primero de sus libros. Un libro dirigido a niños de 10 años (que, recordemos, no son tan pequeños), y que adultos podemos disfrutar sin ningún tipo de problemas. Una historia de detectives adaptada a niños, pero no por ella es sencilla, que yo personalmente no he dilucidado el misterio hasta que se ha descubierto.

   Escrito en tercera persona del pasado, veremos el mundo a través de los ojos de Alfred y Agatha, los dos niños protagonistas, pertenecientes a dos mundos radicalmente diferentes, pero que se compenetrarán de una forma excelente. La simpatía de estos niños enamorará a los lectores, es imposible no cogerles cariño. La originalidad de ver a dos personajes que todos conocemos a través de sus películas y libros, pero en esa etapa tan dulce como es la niñez, y más siendo amigos y detectives, es algo que a mí ya me ganó en cuanto supe de la existencia de estos libros. Por supuesto, habrá muchos guiñitos a las obras de estos dos grandes del cine y la literatura, que el lector avispado podrá descubrir. 

   Un libro excelente, con un rico lenguaje y una estructura narrativa impecable, que hará las delicias de niños y mayores... Aunque no lo recomiendo para niños demasiado pequeños, sobre todo por la complejidad del vocabulario (que no creo que un niño de 7-8 años comprendiera del todo), y por ciertas cosas algo oscuras de la trama. La edad idónea, tanto desde la editorial como en mi opinión, es a partir de los 10 años.

   En definitiva, os animo a dos cosas: a asistir a cualquier evento de estos libros, sobre todo si tenéis enanos; y a leerlos, al menos esta primera entrega, del segundo os hablaré pronto.  Muchísimas gracias a la editorial por los dos ejemplares. 

RETOS
Reto 150 títulos: Lectura número 120.
Reto Leerme mis Libros: Sí. 16/192
Reto 50 libros antes de los 30: No


[1]. Cuyo apellido de casada no es otro que Christie

7 comentarios:

Carlos dijo...

Siempre es interesante acercar a los grandes del cine y la literatura a los más pequeños y que puedan acercarse a ellos, a través de estos cómics.
Lo importante es que puedan disfrutar de la lectura y comiencen por acercarse a los libros de forma divertida y no sea un trabajo más para ellos.
Tú no sabes lo que me ha costado a mí, que mi hijo se lea un libro de Laura Gallego para este fin de semana, para un trabajo de clase...

masteatro dijo...

¡Qué bien está que se hagan este tipo de actos para fomentar la lectura entre los niños! El libro tiene buena pinta y además puede dar a conocer a dos grandes escritores.

Margari dijo...

Más actos como éste deberían celebrarse, que los niños disfrutan mucho y siempre se acercan a los libros con más ganitas. Me anoto la recomendación, aunque la dejaré para más adelante, que mi chiqui los ocho los tiene recién cumplidos, así que aún es prontito.
Besotes!!!

Trescatorce dijo...

Ya te lo dije entonces y te lo repito ahora: me encanta la idea, y las ilustraciones son monísimas. Yo, que ya cumplí los ocho años, quiero leerlos. Y es que creo que siempre deberíamos dejar un hueco para la literatura infantil, aunque seamos adultos, porque además de saber qué van a leer nuestros hijos, también nos veremos transportados de nuevo a esa época mágica que es la infancia.
Besos!!

Bookworm dijo...

Este tipo de cositas son las que hacen que a los niños les pique la curiosidad por los libros. No deberían hacerse sólo en sitios como la FNAC (básicamente porque en Pontevedra no tenemos ¡je,je!), creo que sería una actividad chulísima en las bibliotecas de los colegios.
Un beso

Jesús dijo...

Oye, pues has conseguido en mí lo impensable: que sienta curiosidad por un libro infantil. Me ha resultado llamativa la elección de los personajes, algo que ya hace que lo tenga en cuenta. Dudo que vaya a buscar este libro por mi cuenta, pero si llegara a mis manos, lo leería sin dudas.

¡Muchos besos!

Lady Boheme dijo...

Mil perdones por el retraso, en serio, me encanta contestar a los comentarios, pero estos meses han sido una locura...

Carlos: Desde luego, este tipo de actos lo que hacen es que a los niños les gusten los libros, que los asocien con cosas divertidas y amenas, y así fomentar su lectura. Qué pena lo de tu hijo... Espero que con el tiempo se reconcilie con la lectura.

Masteatro: Sí que es genial, sí!! Del libro me encantan las curiosidades, cómo va incluyendo aspectos reales de la vida o las obras de estos dos grandes dentro de la trama.

Margari: Ya me dirás si al final tu peque se lee estos libros, o te los lees tú, jajaja!

Pi: No hay que olvidar al niño que llevamos dentro, sino alimentarle y tenerle bien presente. Cuando quieras puedes leerte este libro, en mi antiguo cuarto se quedó.

Mer: Sé que esta chica en concreto, Ana Campoy, hace este acto en librerías "normales". Y sí, en los colegios estaría bien, yo recuerdo que cuando era peque nos llevaron a la presentación de un libro, pero fue bastante más convencional.

Jesús: No me tientes, que porque mi economía no me lo permite, sino, llegaría a tus manos, te lo aseguro, jajaja!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...